Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de España » Receta de carbayones

Receta de carbayones

receta-carbayones

¿Te gustaría aprender a hacer unos deliciosos carbayones típicos de Asturias? Entonces deberías de leer este artículo en el que te informaremos al detalle de todos los ingredientes que necesitarás y también te explicaremos paso a paso como tendrás que elaborarlos. Esperamos que nuestra receta de carbayones te sirva de ayuda.

Ingredientes de los carbayones

¿Quieres saber cuales son los ingredientes de los carbayones? Pues entonces fíjate bien en este apartado ya que te diremos cuales son los ingredientes necesarios para elaborar 15 carbayones:

  • Mantequilla.
  • 1 lámina de hojaldre.

Para el relleno:

  • 200 gramos de almendra molida.
  • Ralladura de limón.
  • Un chorrito de ron, coñac o leche, al gusto de cada uno.
  • 3 yemas.

Para el baño de yema:

  • 4 huevos.
  • 200 gramos de azúcar.
  • 200 ml de agua.
  • 18 gramos de maicena.

Para el baño blanco:

  • 3 gramos de zumo de limón.
  • 60 gramos de clara de huevo.
  • 270 gramos de azúcar glass.

Estos son los ingredientes que vas a necesitar, una vez los tengas todos preparados comenzaremos en el siguiente apartado con la elaboración de este postre típico de Asturias.

Cómo hacer carbayones

Si no sabes cómo hacer carbayones no te preocupes, en este apartado te sacaremos de dudas y aprenderás a hacerlos divinamente, a continuación vamos a explicarte paso a paso su elaboración:

  1. Primero tendrás que estirar la masa de hojaldre y dejarla fina.
  2. Sitúa el molde de los carbayones boca abajo encima de la masa de hojaldre y córtalo.
  3. Cubre el molde con el hojaldre y pincha el fondo con un tenedor.
  4. A continuación empieza a rellenarlos con la masa de almendras.
  5. Tendrás que hornearlos durante unos 22 minutos aproximadamente.
  6. Después sácalos, déjalos enfriar y empieza a desmoldarlos.
  7. A continuación empieza a cubrirlos con la crema de yema y déjalos secar durante unas dos horas.
  8. Una vez estén listos cúbrelos con el glaseado y deja secar nuevamente durante una hora. ¡Y listos! Ya es hora de que los sirvas.

Sirve este rico dulce y compártelo con tus familiares o amigos para cualquier evento ya sea un desayuno, una merienda o incluso sírvelos de postre después de las comidas que hagas. Ya verás como se quedan con la boca abierta al degustar algo tan delicioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *