Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de Japón » Receta de salsa teriyaki

Receta de salsa teriyaki

Receta de Salsa Teriyaki

¿Sabías qué la salsa teriyaki es originaria de Hawái? Y es que los japoneses utilizaban un método de cocción un poco especial que al llegar a este país como inmigrantes y al unirse con las costumbres de los locales se convertiría en una salsa especial que al llegar a Estados Unidos sería utilizada en una gran variedad de platos.
Una de las ventajas de esta salsa es que puede utilizarse en diferentes preparaciones y que no es tan difícil de preparar en casa. ¿Quieres conocer la receta de esta dulce y rica salsa? Acompáñanos para conocer todo sobre esta preparación.

Ingredientes de la salsa teriyaki

Lo primero que debemos saber es que, como pasa con muchas salsas y recetas, existen diferentes opciones para preparar la salsa teriyaki. Hoy compartiremos con vosotros una salsa muy sabrosa y con ingredientes que no es tan complicado encontrar.
Habiendo dicho esto, pasemos a conocer los ingredientes necesarios para preparar 2 porciones de salsa teriyaki.

  • 150 ml de salsa de soja.
  • Un toque de azúcar morena.
  • Entre 2 a 4 cucharadas de vino tinto.
  • Entre 4 a 6 dientes de ajo (dependiendo del tamaño y que tanto sabor a ajo deseen). Para una mejor consistencia, podemos usar pasta de ajo.
  • 4 cucharaditas de jengibre molido.
  • Dos cucharaditas de fécula de maíz.
  • 50 ml de agua.
  • 50 ml de vinagre de arroz.

Cómo hacer salsa teriyaki paso a paso

En la preparación tradicional de esta salsa se suele utilizar sake o miri, nosotros vamos a utilizar otros ingredientes para simular el sabor que podríamos obtener usando la receta más tradicional.

  • El primer paso para hacer salsa teriyaki es quitarle un poco el alcohol a nuestro vino, para ello, lo dejamos cocinando a fuego medio-bajo durante algunos minutos hasta que notemos que el olor es mucho más suave que al principio.
  • El siguiente paso consiste en agregar algunos de nuestros ingredientes: la salsa de soja, el jengibre, nuestro toque especial de azúcar morena, los dientes de ajo o la pasta de ajo y el vinagre de arroz. Es importante dejar cocinar de vez en cuando la salsa y removerla poco a poco
  • El paso siguiente será juntar la fécula de maíz con el agua y mezclarla muy bien hasta disolver toda la fécula.
  • Seguimos cocinando nuestra salsa durante un rato más hasta que tome un buen espesor y ¡listo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *