Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de España » Receta de Tarta de Santiago

Receta de Tarta de Santiago

Receta de Tarta de Santiago

La Tarta de Santiago es también conocida como tarta de Compostela y es un postre tradicional de la capital de Galicia, España: Santiago de Compostela. Un dato interesante sobre este postre es que normalmente no contiene gluten y que, siempre se adorna haciendo la cruz de la orden de Santiago con azúcar glas.
Otra curiosidad sobre este postre es que es una tarta que no lleva ni un gramo de harina (por eso comentamos previamente que no tiene gluten), además de ello, no es muy difícil de preparar y a continuación aprenderemos a hacerlo.

Ingredientes de la tarta de Santiago

Lo primero que tenemos que hacer antes de preparar cualquier receta es tener todos los ingredientes necesarios para hacerla. Así que, junta los siguientes ingredientes para que prepares tu rica Tarta de Santiago:

  • 3 huevos de tamaño mediano.
  • 125 gr de azúcar.
  • 125 gr de almendra molida.
  • Un toque de canela.
  • Azúcar glas para la decoración.
  • Un poco de la ralladura de un limón.

Los ingredientes que acabamos de darte es para una porción relativamente pequeña de esta tarta, en caso de querer hacer una porción más grande, simplemente debes ajustar los ingredientes.

Cómo hacer una tarta de Santiago paso a paso

El proceso para preparar esta tarta no es tan complicado como podría parecer, sólo deben seguirse los siguientes pasos:

  • Primero debemos coger las almendras y el azúcar y colocamos ambos ingredientes en un bol.
  • Después de ello, vamos añadiendo cada uno de los huevos mientras batimos la mezcla para ir obteniendo una masa con mejor textura.
  • Como siguiente paso simplemente necesitamos añadir los ingredientes que nos quedan, es decir, el toque de canela y la ralladura de limón.
  • Aquí llegamos a un punto importante, ya tenemos nuestra preparación lista, pero, debemos preparar todo para hornearla. Si no cuentas con un molde antiadherente, lo mejor es que cojas un poco de mantequilla (o aceite) y trates de cubrir toda la superficie para luego rociar un poco de harina para evitar que la mezcla se pegue.
  • El último paso es simplemente hornear la tarta a unos 180 grados durante unos 30 minutos (o hasta que esté dorada la tarta).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.