Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de Honduras » Platos típicos de Honduras

Platos típicos de Honduras

La gastronomía hondureña posee raíces muy variadas, pero en especial mesoamericanas, por lo que se emplean ingredientes como el maíz, la guanábana, la papaya, la calabaza, el aguacate, la guayaba, la papa, el maní y otros más. Acompáñanos a conocer más sobre los platos típicos de Honduras, donde encontrarás sabores e ingredientes marcados con matices precolombinos y contemporáneos.

Baleadas

Las baleadas son un símbolo representativo de la gastronomía hondureña, por lo que no pueden faltar a la hora de comer, ya que se trata de un platillo sencillo pero cargado de sabor. Podemos decir que las baleadas son tortillas de harina rellenas con frijoles volteados y queso rallado, por lo que puedes comerlas a cualquier hora del día, desde el desayuno hasta la cena. También, suelen agregarle trozos de aguacate, huevos revueltos, chorizos o tomates picados.

Pollo Chuco

El pollo chuco es un plato bastante tradicional, el cual es consumido mayormente en la costa norte de Honduras, pero que se difundió alrededor del país gracias a su bajo costo y su fácil preparación.

Este plato se compone de pollo frito, tajadas de plátano verde, chismol y aderezo. ¿Qué es el chismol? Es una especie de ensalada que lleva tomates finamente picados, cebollas, chiles, limón, aceite de oliva, especias, sal al gusto y en ocasiones repollo. El aderezo es bastante sencillo, ya que se compone de mayonesa, salsa de tomate dulce y mostaza. Es una receta muy tropical y gustosa para variar.

Pupusas

Las pupusas son una delicia y son realmente versátiles, ya que pueden rellenarse con distintos ingredientes, aunque normalmente se rellenan con queso y chicharrón. Se trata de una especie de tortillas hechas con harina de maíz, agua, sal, pimienta y consomé de pollo o especias de tu preferencia.

Lo curioso de estas tortillas es que van a cocción con el relleno adentro, ¿Cómo? Con la masa formando una bolita y haciendo una tortilla pequeña con la mano, y luego van ahuecando la tortilla para agregarle chicharrón y también queso, por lo que luego se cierra la tortilla y la colocan en un asador llamado comal. La tortilla es volteada de dos a tres veces hasta alcanzar su punto de cocción, y suele servirse con salsa de cebolla, chile y tomate, pero también con chismol y repollo.

Sopa de capirotadas

La sopa de capirotadas es tradicional y bastante curiosa, ya que para prepararla necesitarás hacer tortitas, las cuales están hechas con harina de maíz, queso rallado, mozzarella, huevo, achiote, sal y pimienta. Luego de amasados los ingredientes, se hacen una especie de bolitas las cuales son fritas en aceite. Por otro lado, se prepara una olla con caldo de res y un poco de harina de maíz para ganar espesor, y cuando el caldo suelte el hervor, se le agregan las torticas. ¡Un platillo que realmente vale la pena degustar!

Atol de elote

El atol de elote no es exactamente un plato, sino una bebida tradicional preparada de forma artesanal, por lo que no podíamos dejar de incluirla en nuestra lista. Su preparación viene desde los pueblitos más recónditos de Honduras, por lo que, si pruebas el atol, estarás probando su cultura.

El atol es una bebida preparada a base de maíz dulce, leche, canela y azúcar al gusto. Su preparación es simple, ya que solo se cocinan los granos de maíz para luego licuarlos y colarlos. Pero además de esto, en una olla a parte, se añade la leche junto con la canela, el maíz y el azúcar, por lo que cuando la mezcla suelte el hervor, se retira del fuego y se sirve frío o caliente.

Nacatamales

Los nacatamales son consumidos normalmente en las épocas decembrinas, por lo que no pueden faltar en las reuniones familiares de navidad o año nuevo. Los nacatamales son elaborados a base de harina de maíz, condimentos, caldo de pollo y vegetales como la cebolla, el chile y el tomate licuados. Con la harina y sus condimentos se elabora una masa, la cual es reservada.

Su armado es mucho más elaborado, ya que como base se coloca una hoja de plátano, sobre la cual se vierte una cucharada grande de masa que se extiende, para luego colocarle carne de cerdo, arroz (cocido), aceitunas, zanahoria, pasas, garbanzos, papa y guisantes, después, se envuelve con mucho cuidado y se dobla la hoja de plátano como si se tratara de un regalo, y, es amarrada con hilo, para finalmente, dentro de una olla con agua hirviendo poner los nacatamales a cocinar durante aproximadamente 1 hora.

Sopa de caracol

La sopa de caracol, es una curiosa preparación hondureña que destaca sobre las demás sopas en el país, porque posee ingredientes como la leche de coco y el caracol. La sopa es preparada con caracol, coco rallado, plátanos verdes, zanahorias, yuca, ajo, cebolla, chile, culantro, margarina y leche. Primero se sofríen las verduras, y luego la leche es licuada con el coco, para después agregarla en las verduras sofritas. Cuando la preparación lleva 15 minutos de cocción, es cuando le agregan el plátano, y, al ablandar, le colocan el caracol pelado y picado en trozos pequeños.

Sopa de canecho

La sopa de canecho no es nada más que una sopa de cangrejo, pero es realmente popular en la costa hondureña, por su delicioso sabor y su fácil preparación. La sopa está compuesta por cangrejo, tomate, cebolla, chile dulce, yuca, ajo, cilantro, leche de coco, plátanos maduros y condimentos al gusto.

Montucas

Este plato es típico de la zona sur de Honduras, pero por su delicioso sabor es consumido en toda la región. Su receta es parecida a la del nacatamal, pero la diferencia está en que las montucas son preparadas con maíz tierno y no con harina de maíz, y, además, pueden rellenarse con carne de res, pollo o cerdo.

Salpicón

El salpicón, podríamos decir que se trata de una ensalada de carne acompañada de arroz y tortillas. Los cortes de carne que suelen utilizarse, deben ser de cocción lenta, ya que la carne es sometida a un proceso de cocción y guisado junto con vegetales como la cebolla, el tomate, el ajo, sal y pimienta. La carne es cortada en cubos pequeños y sazonada, luego, se sirve en un tazón con pimentón, cebolla, ají, jugo de naranja agria, sal y pimienta. Al servir, se acompaña con arroz, ensalada de tomate con aguacate y tortillas calientes.

Descubre otros artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *