Saltar al contenido
- Home » Internacional » Europa » Alemania » ¿Cuánto cuesta comer en Alemania?

¿Cuánto cuesta comer en Alemania?

Cuánto Cuesta Comer en Alemania

Muchas veces se nos olvida tener en cuenta el precio de la comida cuando estamos calculando el presupuesto para visitarlo. Solemos tener en cuenta cosas como los billetes de avión, el coste de la estancia e incluso añadimos al presupuesto lo que nos pueda costar el transporte en el país y cosas como las entradas a diferentes sitios turísticos.
Pero, una de las cosas de mayor importancia es, justamente, el precio que puede tener el alimentarnos en el país, en este caso en Alemania. Teniendo eso en cuenta, hoy hablaremos sobre cuánto cuesta comer en Alemania y hablaremos sobre el menú del día, una excelente opción en cualquier país.

¿Se puede comer barato en Alemania?

Comer en Alemania puede ser un poco más caro que comer en nuestro país: España. La diferencia de precio es aún mayor si comparamos con lo que se gasta en comida en lugares más económicos que Madrid o Barcelona.
Ahora, igualmente es relevante mencionar que sí, podemos comer barato en este país ya que, por ejemplo, en un menú de comida callejera podemos gastar sobre 8 euros para una persona, en una cena o tapas pueden gastarse unos 20 euros y un restaurante a la carta para dos personas puede costar sobre los 50 euros.

Precio del menú del día en Alemania

Teniendo en cuenta los precios que comentamos anteriormente, recomendamos hacer la gran mayoría de las comidas aprovechando el menú del día y es que solamente con 6,00-18,00 € (dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos) seremos capaces de comer un menú muy bien preparado y bien pensado a un precio bastante moderado.
Y es que el menú del día es una gran ventaja para personas que quieren disfrutar de los ingredientes locales a un mejor precio.

¿Qué incluye el menú del día en Alemania?

El menú del día en Alemania suele ser muy completo y es que en este país les gusta comer bien y en buenas cantidades. En general, este tipo de comidas incluyen un plato principal que trae una proteína de gran calidad y alguna guarnición, normalmente a base de ensalada y/o patata, para completar el plato.
Además, es posible que nos incluya una bebida, un postre o un entrante (incluso puede incluir dos de las anteriores, por ejemplo, entrante y bebida, o bebida y postre).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.