Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de Portugal » Receta de Tarta de nata portuguesa

Receta de Tarta de nata portuguesa

Receta de Tarta de nata portuguesa

La Tarta de nata portuguesa o también conocida como tarta serradura, es un postre ideal para el verano, ya que no solo es dulce sino también refrescante. Lo mejor de todo, es que lleva pocos ingredientes, es fácil de hacer y no tiene que ser horneada.

¿Quieres conocer su receta? Entonces sigue leyendo para que puedas prepararla.

Ingredientes de la Tarta de nata portuguesa

Para 8 porciones:

  • 160 gr de galletas maría
  • 300 ml de nata para montar
  • 50 gr de mantequilla o margarina derretida
  • 4 hojas de gelatina neutra o sin sabor
  • 150 gr de leche condensada
  • 2 cucharadas de leche caliente
  • Canela en polvo o chocolate rallado para decorar (opcional)

Cómo hacer una Tarta de nata portuguesa paso a paso

  1. Comenzaremos hidratando la gelatina. ¿Cómo? Es sencillo, solo tendremos que poner en remojo las láminas de gelatina durante 5 minutos.
  2. Para la base, tendremos que triturar las galletas hasta lograr una consistencia harinosa, y en ese punto, reservaremos unas 3 o 4 cucharadas de galletas para usarlas más adelante. Mientras tanto, mezclaremos la mantequilla derretida con las galletas, para luego cuando tengan una consistencia más firme, colocarlas como base en el fondo del molde.
  3. Ahora, es momento de montar la nata, por lo que tendremos que batirla con unas varillas eléctricas hasta que espese. Luego, deberemos diluir las láminas de gelatina con las dos cucharadas de leche caliente, para después poder mezclarlas con la leche condensada.
  4. Posteriormente, añadiremos la leche condensada a la nata montada, y comenzaremos a mezclarlas de manera envolvente para que la nata no pierda consistencia. Al terminar de mezclar, añadiremos esta preparación en el molde sobre la base de galletas, y después, tendremos que espolvorear la superficie de la tarta con las cucharadas de galletas que guardamos anteriormente.
  5. Finalmente, la tarta deberá ser guardada en el refrigerador hasta el momento en el cual deba ser servida, ya que es una tarta fría. Si lo deseas, puedes espolvorear sobre las galletas de la superficie canela en polvo o chocolate rallado, ya que esto último, le dará a tu tarta un toque diferente y distinguido.

Descubre otros artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *