Saltar al contenido
- Home » Internacional » Asia » Tailandia » Los 7 templos que tienes que visitar en tu viaje a Tailandia

Los 7 templos que tienes que visitar en tu viaje a Tailandia

Templos que visitar en Tailandia

En Tailandia te esperan un sinfín de parajes naturales excepcionales, playas de ensueño, una cultura cautivadora y más de 40.00 templos budistas. La espiritualidad en la sociedad tailandesa ha sido una máxima durante siglos. Alrededor de ella se ha construido gran parte del espectacular legado patrimonial del antiguo reino de Siam.

De este a oeste y de norte a sur de Tailandia, infinidad de templos narran con sus atractivos diseños y sus piedras cargadas de historia lo que ha sido la vida tailandesa durante los últimos siglos.  Te mostramos a continuación 7 de los templos que más nos han impactado en nuestro viaje a Tailandia. ¡Conócelos!

1. El templo del Buda de Esmeralda

Es el principal complejo religioso de Tailandia. Su construcción finalizó en 1784 y se construyó en los terrenos del Gran Palacio, donde ha sido modificado y mejorado a lo largo de los siglos por diferentes reyes tailandeses que quisieron dejar su sello.

En su interior alberga uno de los símbolos del país, la estatua del Buda Esmeralda. La pieza no llega a los 50 centímetros de altura, pero su importancia sagrada no tiene límites. Solo el rey de Tailandia puede tocar un objeto tan sagrado como este.

2. Wat Arun, templo del amanecer

Se trata de uno de los principales templos budistas de Bangkok. Su nombre significa Templo de la Aurora o Templo del Amanecer. Su torre o prang principal es la más elevada de Bangkok, mientras que en las esquinas del templo aparecen otros cuatro prang de menor altura. Todas estas torres están decoradas con porcelanas chinas.

Está ubicado en la ribera del río Chao Phraya, justo en frente del Gran Palacio Real y del Wat Pho o Templo del Buda Reclinado. El Wat Arun es, sin duda, un punto obligado en las visitas a los templos de Tailandia.

Fue construido sobre los restos de un antiguo templo de la época de esplendor del Reino de Ayutthaya. El actual Wat Arun terminó de edificarse tras años de construcción a mediados del S. XIX, cuando se consiguió terminar la famosa torre de 80 m que coronó todo el complejo. Esta torre, de claro estilo khmer, sigue los cánones de construcción religiosa de estilo hindú. ¡No te lo pierdas!

3. Santuario de la Verdad, en Pattaya

Se trata de un templo budista-hindú construido en su totalidad con madera y se ubica a tan solo dos horas de la capital. Está inspirado en los antiguos templos de Ayutthaya. 

Aunque en un primer momento este castillo de madera frente al mar parece una construcción muy antigua, en realidad sus obras comenzaron en 1981 y supuestamente todavía no han acabado

Su estructura principal tiene 105 metros de alto y 100 metros de ancho en cada una de las cuatro direcciones. Está construido en su totalidad utilizando maderas duras, como la de teca, sin ningún tipo de clavos metálicos. La unión de las piezas de madera se ha hecho con técnicas antiguas, como el uso de pernos y cuñas también de madera.

4. El Wat Mahathat, todo un símbolo

Las Ruinas de Ayutthaya es uno de los lugares más destacados de Tailandia y, sin lugar a duda, uno de los elementos que más destaca es el Wat Mahathat.

Uno de los sitios más fotografiados del templo es la cabeza de piedra de un Buda abrazada por las raíces de un árbol. Como la mayoría de los templos de Ayutthaya, fue arrasado por completo en 1767, cuando el ejército birmano destruyó gran parte de la ciudad, acabando con la época gloriosa de Ayutthaya.

Cuenta la leyenda que durante la invasión birmana hubo decapitaciones de todas las figuras que había en el templo. Un monje enterró una de estas cabezas que fue protegida por las raíces del árbol. Ahora, esta estampa es una de las más icónicas de cualquier viaje a Tailandia.

5. Wat Rong Suea Ten, una joya al norte del país

El fabuloso Templo Azul de Chiang Rai, cuyo verdadero nombre es “Wat Rong Suea Ten”, es sin duda una de las visitas que no pueden faltar cuando viajes al norte Tailandia. 

El Templo Azul supone la reconstrucción de un antiguo templo que había quedado en ruinas y llevaba más de cien años abandonado. El inicio de las obras tuvo lugar en 2005 y la conclusión de las mismas data de 2016. Aunque la parte exterior con las estatuas y la fuente ha sido finalizada en el año 2018.

Tiene un estilo muy recargado con gran presencia de adornos y filigranas, aunque lo que más llama la atención es el protagonismo del azul conjugado con el dorado.

6. Wat Rong Khun, fascinante

También en el norte del país, en Chiang Rai, aparece este templo fascinante y transgresor. 

Este templo de estilo budista mezcla también elementos del hinduismo y de la cultura pop. Es obra del artista plástico y diseñador local Chalermchai Kositpipat, quien comenzó el proyecto por su cuenta y riesgo en 1997. 

Desde el primer momento el templo fue muy polémico y criticado al no ser considerado por muchos como arte tailandés, pero esa corriente no ha cuajado y es un enclave que atrae a un millón de turistas al año. 

Su color blanco se ciñe a que quiere representar un emblema de iluminación y a que la sabiduría de Buda brille en todo el universo.

En este viaje alocado por la cultura pop en este templo, te podrás encontrar con motivos relacionados con MatrixHarry PotterSuperman o Kung Fu Panda. También hay alusiones a la caída de las Torres Gemelas y retratos de personajes como BushMichael Jackson o Bin Laden. Sencillamente impactante. 

7. Wat Pho o Templo del Buda Reclinado

Es uno de los templos más grandes de Bangkok. Sin embargo, pese a que el terreno cubre un área de más de 80.000 metros cuadrados, solo la mitad está abierta a los visitantes. Pese a que hay varios edificios en la parte visitable del templo, la mayoría de turistas se centran en ver el increíble Buda gigante reclinado.

Se trata de una estatua de 46 metros de largo y 15 metros de alto cubierta con pan de oro. Es la estatua de Buda reclinado más grande de Tailandia. En vivo sus dimensiones te impresionarán. Te sorprenderá cómo está concebido el templo para ajustarlo de forma milimétrica a esta estatua de grandes dimensiones.

La postura del Buda reclinado, apoyando la cabeza sobre su brazo derecho, es la del “león dormido“. En sus enormes pies encontramos inscripciones que significan las 108 características de Buda.

Tailandia te ofrece un recorrido infinito por sus templos en el que lograrás sumergirte en un impactante viaje al pasado. Te hemos mostrado los 7 templos que más nos han llamado la atención, pero te animamos a que, si viajas con tiempo, descubras muchos más. ¡Disfruta de Tailandia!

Créditos de la imagen: Alex Azabache / Pexels

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *