Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de Bolivia » Receta de pan Sarnita

Receta de pan Sarnita

El pan sarnita o también llamado allulla, es un pan muy querido en Bolivia, donde es infaltable a la hora de desayunar o de merendar. Normalmente se dice que es la pareja de la marraqueta, el cual es otro pan realmente popular en el país, pero más crocante y salado. ¿Por qué dicen que estos dos panes son pareja? Porque normalmente se suelen vender juntos, donde los comensales piden la mitad de su compra con pan sarnita y la otra mitad con marraqueta.

Ingredientes del pan Sarnita

Para 30 panes necesitarás:

  • 2 kilos de harina panadera o 000
  • 160 gr de levadura fresca
  • 1 litro y medio de leche o agua
  • 50 gr de sal
  • 180 grs de mantequilla
  • 1 huevo
  • 300 gr de queso blanco o semiduro, lo ideal es que pueda gratinarse o derretirse

Cómo hacer pan Sarnita paso a paso

En una mesa limpia, procederemos a colocar la harina, mientras hacemos un agujero en el medio de la misma, como si se tratara de un volcán. Mientras, alrededor del volcán que hemos formado, esparciremos la sal y en el centro agregaremos la mantequilla junto con la levadura y después iremos integrando con las manos los ingredientes, lo último que se integra es el borde que contiene la sal.
Después solo deberemos agregar poco a poco la leche o el agua mientras vamos amasando, y a medida que la masa se vaya quebrando, vamos agregando más líquido. La idea es amasar hasta formar una masa compacta, suave e integrada, por lo que, al obtenerla, reservaremos la masa en un recipiente que taparemos con un paño o papel de plástico para que la masa pueda duplicar su tamaño.
Cuando haya duplicado su tamaño, es momento de sacarla para que amasemos unos segundos nuevamente. Después, solo debemos separar la masa en trozos para formar pequeñas bolitas que colocaremos en una bandeja para horno previamente engrasada.
Luego pondremos el horno a una temperatura de 180°, y mientras calienta, batiremos el huevo en una taza a la que le agregaremos queso rallado, para finalmente colocar esta mezcla por encima de cada una de las bolitas.
Al finalizar este procedimiento, meteremos los panes al horno por aproximadamente 20 minutos, transcurrido el tiempo, los sacaremos del horno y ¡listo! Estarán listos para degustar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *