Saltar al contenido
- Home » Internacional » Norteamérica » Estados Unidos » Nueva York » Oculus World Trade Center: Estación y Centro Comercial

Oculus World Trade Center: Estación y Centro Comercial

Oculus World Trade Center: Estación y Centro Comercial

Una de las primeras cosas que vimos al llegar a Nueva York fue el Oculus World Trade Center, una mezcla entre estación y centro comercial y sobre todo una gran obra arquitectónica realizada por el español Santiago Calatrava. Veamos en concreto qué es el Oculus y dónde está, qué hay en su interior, si merece la pena visitarlo y mucho más.

Qué es el Oculus y qué simboliza

El Oculus es una gran estructura blanca diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava, y según su visión debía evocar a una paloma alzando el vuelo desde las manos de un niño. En mi opinión, lo primero que me imaginé al entrar dentro fue el estar dentro del esqueleto una gran ballena, algo similar a lo que viviría Geppetto en Pinocho. Fuera de bromas, es imponente tanto por dentro como por fuera, te sentirás muy pequeño dentro de semejante estructura, que mide alrededor de 45 metros.

Esta obra fue concebida como un símbolo de paz tras los atentados ocurridos el 11 de septiembre del 2001. De hecho, está en la misma zona, justo al lado de los huecos de las Torres Gemelas y del Memorial del 9/11, así que seguramente lo verás cuando pases por allí para hacer estas visitas.

Y ya sabemos, toda obra de Santiago Calatrava está envuelta en polémica y este caso no iba a ser menos. De hecho, según dicen es hasta la fecha la estación de metro más cara del mundo, casi 4.000 millones de dólares costó su creación, un 70% más de lo que se presupuestó inicialmente.

La estación del World Trade Center en el Oculus

Nosotros nos alojábamos en la zona de Wall Street, así que en varias ocasiones utilizamos esta estación y la verdad es que puede llegar a ser compleja de utilizar, por sus numerosas entradas y salidas, pensemos que es una estructura muy grande. Además de estación de metro también es estación del PATH, es decir, que está conectada con New Jersey, así que cuando llegan los trenes se inunda de una marabunta de gente, ya os podéis imaginar. De todos modos, es un área bastante tranquila y podrás visitarla y tomar fotografías sin problema.

El centro comercial del Oculus: Westfield World Trade Center

Además de una estación, el Oculus también alberga un gran centro comercial llamado Westfield World Trade Center, en el que encontrarás tiendas de primeras marcas, como por ejemplo una Apple Store de dos plantas, boutiques de relojes de lujo como Tissot, Pandora, H&M e incluso tiendas de Souvenirs, aunque para comprar souvenirs es mejor que vayáis a Chinatown, los encontraréis a la mitad de precio. Y como en todo centro comercial también podrás disfrutar de una zona de restauración, con varias cafeterías y restaurantes. Y si hablamos de restaurantes os recomendamos que no os perdáis Eataly, un híbrido de mercado de productos gourmet italianos y varios restaurantes del que ya os hablaremos en otro post, ¡lo merece!

Interior del Oculus

Cómo llegar al Oculus

Para llegar al Oculus lo mejor es coger el metro ya que así llegarás directamente a la estación. Las líneas de metro con parada en el World Trade Center son la A, C, E, J, R, W, Z, 2, 3, 4 y la 5.

Si prefieres ir andando, la dirección es 185 Greenwich Street LL3110, New York, NY 10006, y recuerda que si estás por la zona del memorial del 11-S, o por Wall Street, lo tienes al lado para hacer una visita.

Horarios de visita del Oculus

El centro comercial del Oculus abre de lunes a sábado de 10 de la mañana a 9 de la noche, y los domingos de 11 a 7 de la tarde. Los restaurantes tienen más o menos el mismo horario, quizás puedan alargar una hora u hora y media más su apertura, pero ten en cuenta que cierran pronto.

Por otro lado, la estación está abierta y puedes visitarla hasta la 1.00 de la madrugada, hora a la que cierra sus puertas para volver a abrirlas a las 5.00. Eso sí, el metro en Nueva York funciona las 24 horas del día, así que podrás salir y entrar al metro, pero no desde las puertas a nivel de calle.

¿Merece la pena visitar el Oculus de NY?

¡Sí! En nuestra opinión merece la pena solo por su valor arquitectónico y lo imponente de la estructura, y no te quedes con verlo por fuera, pasa dentro para tener la experiencia completa, no te robará mucho tiempo de tu viaje. Además es un lugar perfecto para comer algo y descansar después de largas caminatas. En definitiva, es un plan guay para hacer en Nueva York totalmente gratis, ya que no hay que pagar ninguna entrada para visitar el Oculus.

Ya nos contarás en los comentarios si te ha gustado tanto como a nosotros 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.