Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de Venezuela » Receta de cachapas venezolanas

Receta de cachapas venezolanas

Las cachapas son un plato típico de la gastronomía venezolana, la cual se encuentra arraigada a sus costumbres y tradiciones a nivel nacional, donde sus orígenes se remontan a las épocas precolombinas, en las que los indígenas aún habitaban la región central y cultivaban sus tierras con maíz.

La cachapa es una tortilla que resulta del maíz molido, la cual es asada en un “budare” (el budare es una especie de plancha de cocina que sirve para asar). Esta preparación es realmente deliciosa, dulce y nutritiva, y suele acompañarse del famoso “queso e’ mano” el cual es similar al queso mozzarella, además, se le suele colocar mantequilla, pollo cocido, cerdo e incluso carne desmechada.

Es ideal para consumirse a cualquier hora del día, ya sea en el desayuno, almuerzo o cena.

Ingredientes de las cachapas venezolanas

(Rinde para 10 porciones)

  • 12 mazorcas tiernas (asegúrate de que los granos estén jugosos y no secos)
  • Panela o azúcar al gusto
  • ½ cucharadita de sal
  • Leche
  • Queso e’ mano estilo mozzarella o algún queso suave que se derrita fácilmente

Cómo hacer cachapas venezolanas paso a paso

Para hacer la receta mucho más sencilla, utilizaremos para su preparación una licuadora.
Comenzaremos desgranando cada una de las mazorcas y colocaremos sus granos en el vaso de la licuadora junto con la panela rallada o el azúcar, la sal y un poco de leche, y comenzaremos a licuar sus ingredientes. Debemos observar que la mezcla quede espesa, por lo que la leche la iremos agregando poco a poco hasta conseguir una mezcla apta para asar.
Mientras tanto, colocaremos a fuego alto el budare, sartén o plancha para que vaya calentando, ya que para colocar la mezcla debe estar bien caliente.
Cuando consideres que la mezcla ha alcanzado un buen espesor, debes untar con aceite la superficie del budare para que la cachapa no se pegue, y con un cucharón tienes que colocar un porcentaje de la mezcla en el budare para que puedas esparcirla hasta que quede una tortilla de medio centímetro.
Debes dejarla dorar y cuando esté doradita le das la vuelta para que se cocine por el otro lado.
Lo recomendable es que sirvas la cachapa recién hecha, es decir, aún cuando está caliente, para que puedas untarle mantequilla, colocarle una tajada de queso y doblarla de manera sencilla. Si deseas, también puedes rellenarla con algún tipo de proteína de tu preferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *