Home » Gastronomía » Recetas del mundo » Recetas de Ecuador » Receta de helado de paila

Receta de helado de paila

Receta de helado de paila

Pocas son las veces en las que nos encontramos con la capacidad de reproducir recetas antiguas y tradicionales, ya que muchas de ellas han sido olvidadas en el tiempo o se mantienen resguardadas por sus familias como secreto de hogar.

A continuación, te traemos una receta súper interesante originaria de Ecuador, la cual te ayudará a lidiar con las altas temperaturas del verano, y al mismo tiempo te brindará un sabroso postre ideal para los más pequeños de la casa.

El helado de paila, forma parte de una larga tradición ecuatoriana, ya que su preparación es netamente artesanal, y ha sido transmitida de generación a generación.

Cuenta con sabores intensos, cremosos y cítricos, además de colores vibrantes que deleitan tus sentidos. Por lo general, el helado de paila suele ser de guanábana, mora, naranja, leche, ron con pasas, curuba y hobo.

¿Quieres saber cómo se prepara? En esta ocasión, prepararemos helado de paila de guanábana, así que sigue leyendo para que descubras su interesante procedimiento.

Ingredientes del helado de paila

(Rinde 8 porciones)

  • 4 litros de jugo de guanábana
  • 6 tazas de azúcar
  • Hielo
  • Sal marina en granos
  • Paja (también llamada heno, forraje o hierba seca)

Cómo hacer helado de paila paso a paso

  1. Comenzaremos batiendo el jugo de guanábana con el azúcar, para que pueda coger sabor.
  2. Después, prepararemos una base en una especie de bandeja, donde colocaremos la paja con el hielo y la sal en granos. Sobre el hielo, colocaremos una paila o vasija de bronce.
  3. Luego, agregaremos en la paila el jugo de guanábana, para comenzar a preparar nuestro helado.
  4. Su técnica es realmente sencilla, ya que debemos darle vueltas a la paila con una paleta, para que de esta manera se vaya desprendiendo el líquido de la preparación, y que se comience a solidificar en las paredes de la paila.
  5. Esto dará como resultado que la mezcla se enfríe y comience a adquirir una textura homogénea.
  6. Cuando el helado alcance su punto, deberás envasarlo y refrigerarlo para que su temperatura se mantenga.
  7. Finalmente, cuando quieras servirlo, tendrás que sacarlo del envase y podrás agregarle trozos de frutas para decorar o incluso frutos secos para acompañar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *